Bienestar emocional y salud mental en tiempos de pandemia

  • Con la pandemia se empezó a hablar de la salud mental como prioritaria
  • La Universidad creó un comité de salud metal para promover acciones y políticas de bienestar emocional

Autor: Itzá Eudave Eusebio

Hablar de bienestar emocional y salud metal en la actualidad resulta una tarea de suma importancia para nuestra sociedad, siendo necesario informarnos, reflexionar y realizar acciones ante las consecuencias psicológicas y emocionales derivadas de la pandemia por Covid-19. 

En ese contexto, es importante señalar que “las emociones han tenido cambios desde el inicio de la pandemia, transitando de la tristeza a la preocupación, el miedo y la ansiedad, lo cual se puede seguir sintiendo por mucho tiempo; el temor a enfermarse y el duelo mantienen un estrés permanente. Las repercusiones con los duelos, es sin duda, algo importante, por los que las emociones van cambiando y las manifestamos de diferente manera”, explicó Alejandra López Montoya, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, en el marco de la Jornada de Humanidades “¿Y mis emociones qué? Bienestar emocional y salud mental en tiempos de pandemia”, organizada por la Dirección General de Divulgación de las Humanidades (DGDH) y la FP.

María del Pilar Grazioso de Rodríguez, investigadora independiente de Guatemala, mencionó lo importante que resulta hablar sobre las emociones, un asunto encubierto en la gran mayoría de las sociedades debido a que “necesitamos considerar que a veces no hay permiso para hablar de las emociones. Hay que reconocer que con la pandemia se empezó a hablar de la salud mental como prioritaria y considerar las emociones como la gasolina que da energía y motivación a las personas”. 

La académica añadió: “hay que priorizar las secuelas psicológicas y sociales que está teniendo la pandemia, porque a lo mejor culturalmente nos guardamos las emociones, no hay permiso, representa debilidad. De ahí la importancia del autocuidado, de expresar y hablar, de no sentir vergüenza por estar tristes, alegres, por sentir el duelo. Las secuelas de la pandemia las vamos a ver aun a corto, mediano y largo alcance, por lo que hay que trabajar con las emociones”.

Asimismo, estos cambios en las emociones se han dado a la par que evoluciona la pandemia, siendo un eje común la ansiedad, la cual se manifiesta de diversas formas y en personas de todas las edades. Ante la incertidumbre que genera la situación actual, Emilia Lucio Gómez Maqueo de la FP, señaló que hay que priorizar la esperanza con el autocuidado; sabemos mucho más del virus que hace un año y medio, sabemos cómo cuidarnos, que no hay que aislarnos, dado que el duelo produce tristeza. “Por lo que es importante aprender a reconocer y nombrar las emociones, tener paciencia, no paralizarnos, reconocer la situación que estamos viviendo”.

En ese sentido, explicó que en la FP “se han atendido a niños, jóvenes y padres que han tenido pérdidas de algún ser querido, una cosa que hemos observado es que antes llegaban niños pequeños, ahora son más los adolescentes, con miedo a crecer, ya que es una etapa de transición que se ha visto afectada por la pandemia. Pero también se han aprendido nuevas cosas: tanto los niños como los padres, y los psicólogos, adquirieron aprendizajes que el contexto ha permitido”.

Por lo anterior es necesario atender el autocuidado, lo cual implica cuidar la “alimentación, hacer ejercicio. Una serie de instituciones han sido guía en lo que refiere a esos cuidados. La UNAM no ha parado de difundir todas esas acciones que contribuyen a la salud. En ese sentido, la Universidad creó un comité de salud metal para promover acciones y políticas de bienestar emocional, de alumnos, académicos, trabajadores”, señaló Alejandra López Montoya, invitando a consultar la página electrónica www.saludmental.una.mx

En resumen, durante la Jornada de Humanidades “¿Y mis emociones qué?”, se dio a conocer un panorama general del problema de salud emocional generado por la emergencia sanitaria que actualmente se vive, así como los retos que implica su atención, aportando también algunas herramientas para detectar e intervenir los efectos emocionales. Para ver las mesas completas de la Jornada, así como otras video cápsulas en torno al mismo tema se puede consultar el canal de Youtube HumanidadesUNAM  (https://www.youtube.com/watch?v=PCVyu7mqJS4).

Te puede interesar también
Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES