El bien público, objetivo del economista financiero formado en la UNAM

  • El economista financiero formado en la UNAM busca fomentar el bien público a través de analizar la compleja realidad económica
  • El hambre y la incapacidad adquisitiva son dos de los tantos problemas que puede generar el mal comportamiento de los mercados financieros

Autor: Isai Monterrubio

Resulta extraño pensar en un elemento esencial que rige las actividades comerciales, financiera y de poder, que otorga la capacidad de comprar, acumular, invertir, financiar, emplear y producir; desde luego ese elemento es el dinero. 

El dinero se ha convertido en el eje vertebral de la economía capitalista moderna, desplazando a las actividades de bienes de producción e influyendo la vida cotidiana de las sociedades modernas donde la tecnología y las finanzas convergen. “Actualmente estamos viviendo una etapa importante, en donde los mercados financieros y las finanzas en general están tomando relevancia prácticamente en todos los aspectos de la vida cotidiana”, aseveró la investigadora Claudia Maya, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), de la UNAM. 

Los mercados financieros y las finanzas son un componente complejo de la economía contemporánea que es indispensable analizar, y para Claudia Maya, la disciplina que mejor puede examinar y comprender dichos componentes es la economía financiera: “En esta área no nos convertimos en técnicos estudiosos de las tendencias de los mercados financieros y de las bolsas de valores y las cotizaciones. Entendemos las tendencias, las utilizamos para comprender la realidad, pero nuestro enfoque es distinto, hacia lo social”.

De acuerdo con la especialista, el economista financiero formado en la UNAM busca fomentar el bien público a través de analizar la compleja realidad económica actual y plantear soluciones a los problemas como la pobreza, desigualdad, desempleo, atraso y las propias crisis económicas a través de las herramientas que la ciencia económica con enfoque heterodoxo facilita y que tienen una manifestación concreta en la formulación y diseño de políticas económicas que favorecen el progreso y bienestar social.

Y es que la formación del economista, en específico del que egresa de universidades públicas como la Máxima Casa de Estudios es diferente, el sentido social es el fundamento de la carrera: “Nos damos a la tarea de entender esos procesos complejos que incorporan las interacciones políticas, sociales, económicas, institucionales y culturales. Vamos de lo abstracto como la teoría económica y las matemáticas a lo más concreto de la realidad económica”.

La importancia del estudio de las finanzas

Estudiar las finanzas y las transacciones monetarias nos da la pauta para poder explicar lo que sucede en nuestras actividades cotidianas, como consumidores, productores y/o vendedores, pero también nos permite entender lo que ocurre a nivel agregado y a escala internacional, donde la actividad de los mercados financieros domina sobre el resto de las actividades productivas. La relevancia del estudio de las relaciones financieras en la economía actual subyace en que estas definen el nivel de producción, inversión, gasto público, empleo, tipo de cambio y tasas de interés, así como la formación de precios. Estas variables afectan directamente la distribución del ingreso y, por ende, el nivel de vida de una sociedad. El análisis de esta compleja realidad es tarea obligada de los economistas financieros como Claudia Maya.

En un mundo dominado por las finanzas “el precio no lo determinan los productores, se determina en los mercados financieros. Si alguien está especulando con el precio futuro de determinado producto o commodity llámese granos o cereales, entonces de la noche a la mañana el costo de estos productos primarios, básicos para nuestra alimentación, pueden elevarse tanto que el salario común de una persona no alcanzará para cubrir las necesidades de la canasta básica donde puede estar el trigo, el maíz y el arroz”.

Y esta alza de precios es un problema a nivel mundial y nacional, ya que genera una espiral inflacionaria que llegan a resentirse fuertemente en los hogares al no haber un aumento proporcional entre los precios y los salarios. Este desface ocasiona la pérdida de poder adquisitivo y un rezago social significativo al limitar el consumo de bienes básicos a los sectores más desprotegidos y familias en general.

Las consecuencias del mundo dominado por las finanzas

De acuerdo con Arif Husain, encargado del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la incapacidad para adquirir alimentos de la canasta básica se ha incrementado un 40 por ciento en este año. En otras palabras, 690 millones de personas en el mundo duermen con hambre todos los días.

El hambre y la incapacidad adquisitiva son dos ejemplos de los tantos problemas que puede generar el mal comportamiento de los mercados financieros, se requiere entender la dinámica de estos y la exigencia de implementar políticas económicas de austeridad y sus efectos en el empleo, desarrollo social y crecimiento. “¿Qué quiere decir? “Que los mercados financieros influyen en el achicamiento de la economía y en el achicamiento de la inversión productiva. Y en todos estos procesos, el dinero, en la forma que tome, llámese inversión privada o inversión pública, va a determinar el ritmo de crecimiento de la economía, y por lo tanto el empleo e ingresos para todos”.

Finalmente, la doctora Claudia Maya subrayó la importancia de estudiar economía, y particularmente, economía financiera y asumir un visón adecuada y precisa de los graves problemas que aquejan a México, palpables en el deterioro social inusitado, de ahí la imperante necesidad de buscar soluciones viables certeras que aminoren esa descomposición social, en buena medida resultado de las políticas de austeridad vinculadas a la apertura comercial y financiera como parte de la dinámica de los mercados financieros en los últimos 35 años.

Tomada de “UNAM. Recorte arbitrario de grupos en la Facultad de Economía”, en La Izquierda Diario, https://www.laizquierdadiario.mx/Recorte-arbitrario-de-grupos-en-la-Facultad-de-Economia?id_rubrique=1714, consultada el 26 de octubre de 2021.

“A diferencia de los políticos, los economistas podemos proponer cambios, pero no cambios simplemente guiados por intereses mezquinos, sino cambios basados en el estudio de la realidad económica y que efectuamos para proponer lineamientos de política económica que beneficien a la comunidad o a la sociedad en general”, culminó.

Claudia Maya
Te puede interesar también
Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES