El humor negro y la risa como formas de liberación

  • El humor negro es un acto de liberación y de inteligencia en tanto que implica mucha agilidad mental para crearlo
  • Lo positivo de sabernos reír de ciertas situaciones es que podemos cuestionar los juicios morales sobre de lo que está permitido o no reírse

Autor: César Arturo Martínez Hernández

César Arturo Martínez Hernández es tesista de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM, en el área de Filosofía mexicana de principio y mitad del siglo XX. Enfoca sus estudios en filosofía de la Cultura.

Hablar del humor y la risa es algo que ha permeado la historia de la filosofía y de la psicología, podemos pensar que esto se debe a que es algo vital dentro de nuestra existencia y que sin ellos no podríamos tener momentos que ayuden a sentirnos liberados ni tampoco podríamos generar comunidad dentro de nuestros entornos. Alguien que tiene un gran sentido del humor, será siempre una compañía agradable ya que nos ayudará a lidiar con momentos complejos de nuestra vida.

Dentro del humor encontramos algo conocido como “humor negro”, el cual es un tema polémico, pero siempre ha estado presente dentro de nuestra sociedad y dentro de diferentes comunidades; este tema podía parecer extraño, sin embargo, es vital entender cuáles son las implicaciones del humor negro dentro de quienes lo disfrutan y hacen posible su existencia. Para entender un poco lo que implica el humor negro, se debe tener presente un contexto y sobre todo el saber hacer un chiste de una situación difícil o polémica.

El humor negro y su función liberadora

En Fenomenología del relajo, obradel filósofo Jorge Portilla, encontramos diversas tesis sobre el comportamiento del mexicano dentro de la sociedad y el manejo de algunas situaciones que, entre ellas, lo pueden llevar a una decadencia de su existencia como lo es el “relajo”. Fuera del “relajo”, algo con lo que nos caracteriza de muy buena manera el autor, es con el humor y sobre todo el humor negro, pues su función dentro de nuestra vida es la de liberarnos de algo, el no restringir ni nuestra creatividad ni nuestra inteligencia.

Quienes participan de él no deben sentirse excluidos pues justo lo que se intenta es liberar y ver de otra forma situaciones en donde alguien pueda ser visto de una forma despectiva o humillado; este humor siempre ha estado presente en nuestro entorno, ejemplo de ello son las calaveritas de Día de Muertos, donde hay una muerte simbólica, de un conocido cercano, un profesor, una celebridad, un político, etcétera. 

También dentro de cierta comedia que se practica en nuestro país, la cual ha ido transformándose de una forma positiva para hacer virales, por medio del humor negro, situaciones de las cuales podemos reír, pensar o incluso encontrar inspiración.

El humor negro es un acto de liberación y de inteligencia en tanto que implica mucha agilidad mental para crearlo, disfrutarlo, saber separar entre su comicidad y la realidad, así como el de saber darle un giro a situaciones complejas y no caer en un acto reprochable, indignante o reprobable. Se debe tener no sólo cierto nivel de inteligencia para comprenderlo sino de sensibilidad para poder generar de un acto complejo una situación cómica.

La risa y la liberación de tensión 

Con Jorge Portilla, podemos ver que existen diferentes tipos de risa que no necesariamente vienen de lo cómico, humorístico o agradable. Hay risas nerviosas, por pena o simplemente sonrisas que no llegan a convertirse en una risa o en una carcajada, siendo la carcajada lo que más solemos asociar con la risa; con lo anterior, debemos darnos cuenta de cómo funcionan ese tipo de sonrisas para comprender la liberación que nos proporcionan las risas.

En momentos de tensión es cuando solemos sonreír, sonrojarnos o hacer alguna mueca relacionada a la gesticulación de los músculos del rostro. Cuando la risa aparece puede ser un acto liberador, sobre todo cuando se trata de temas, situaciones o acciones que logren conectar con nuestra mente. Ejemplo de ello puede ser que nos genere risa un chiste, la caída de alguien o alguna acción que implique cierto grado de comicidad o de humor.

Podría pensarse que en la risa hay cierta insensibilidad o falta de empatía, sin embargo, la risa es un acto de sensibilidad ante ciertas situaciones. La risa puede ser un acto cruel e insensible cuando se queda en mera burla sobre todo cuando no implique otra acción que la simple carcajada.

La risa y el humor negro

Hablar del humor negro y su relación con la risa implica tener presente que no todo acto humorístico genera risa, sin embargo, la sensibilidad, la inteligencia y el autoconocimiento nos podrán dar un espacio amplio para poder sentirnos libres de reír con el humor negro ya que se trata de un goce en donde podemos dejar a un lado ciertos juicios morales o incluso podemos preguntarnos si quienes estamos dentro de una esfera moral exagerada somos nosotros mismos o los actos de los cuales se “nos prohíbe” reírnos.

Lo positivo de sabernos reír de ciertas situaciones es que podemos cuestionar los juicios morales sobre de lo que está permitido o no reírse, hacer un chiste o sacar una situación cómica. Al mismo tiempo, nos damos cuenta de que nuestro país es un lugar muy apegado al humor y que en nuestros días, ese tipo de humor se ha ido transformando positivamente ya que no sólo queda en chistes, sino que encontramos comedias, stand uppodcast, imágenes, historietas y artículos que nos ayudan a saber liberarnos de tensiones, de situaciones complejas y salir de juicios morales prohibitorios por medio del humor negro.

Te puede interesar también
Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES