«Escrituras»: autorretrato a una sola tinta

Autor: Octavio Olvera

  • En la lectura de Escrituras se descubre una Frida confesional, tan diestra con la pluma como lo fue con el pincel
  • Raquel Tibol, compila, anota y prologa 334 textos entre epístolas, corridos, poemas, diarios y recados de la pintora
 Pável Granados y Diego García del Gállego

Ya hablaremos largo de todo. Mientras quiero decirles: que los he extrañado harto; que los quiero más y más; que me he portado bien; que no he tenido aventuras ni vacilones, ni amantes, ni nada por el estilo, que extraño México como nunca; que adoro a Diego más que a mi propia vida…, escribió la pintora mexicana Frida Kahlo a la pareja de intelectuales comunistas Ella y Bertram D. Wolfe, en una carta intimista, donde también hace un retrato escrito de su alma melancólica, inquieta, enamorada.

La carta, escrita en París, Francia, en 1939, forma parte de Escrituras. Frida Kahlo, libro reeditado en la colección Cátedra Universitaria del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades, en donde la crítica de arte Raquel Tibol, compila, anota y prologa 334 textos entre epístolas, corridos, poemas, diarios y recados, letras donde se descubre una Frida confesional, tan diestra con la pluma como lo fue con el pincel, para registrar los avatares de su vida desde 1922 hasta 1954.

Pável Granados

Moderna Mona Lisa

La Fonoteca Nacional fue el recinto donde se llevó a cabo la presentación del volumen. El director de la misma, Pável Granados, expresó que el acto fue un homenaje a quien, entre todos los vecinos ilustres de Coyoacán, quizá sea el más sobresaliente.

El libro habla del gran trabajo de décadas de Raquel Tibol, representa la gran tenacidad y paciencia que tenía, un espejo más de su estilo que se convertía en frases lapidarias, consistentes y de un gran valor de inteligencia. “Cada frase de ella —argumentó Granados—, son palabras alumbradoras, de las que uno se vale para estar reflexionando a lo largo de mucho tiempo sobre los temas que trataba”.

Para estar en concordancia con el género que campea en la edición, el también experto en la obra de Agustín Lara, escribió una carta a Frida para evocarla:

“Leyéndote, mirando tus cuadros a través de tus cartas, veo que leer y pintar son parte de tu personalidad, el deseo de querer desde lejos una prolongación de la amistad, dos caras de la misma moneda o del mismo lienzo. Atrás de tus cuadros hay regalitos, poemas. Escribir y quizá pintar fue una distracción, una manera de no hacer caso al dolor.

Diego García del Gállego

“Estas cartas nos muestran otra Frida, ¿otra? ¿Cuál? Sí. La auténtica. Entonces ¿cuál es la que conocemos? Otra también. Ante tus trazos exactos que pintan las cosas elementales, estás tú misma, eres la materia de tu pintura. Tu mirada sale de ti, curiosa del mundo, y regresa nuevamente.

“Eres el centro de tu pintura, pues el dolor no permite alejarse mucho de uno mismo. Es centrípeto, fuerza de gravedad. Encontraste un misterio digno de pintarse. Una especie de moderna Mona Lisa, rostro repetido, impenetrable, expuesto, oculto, agrietado, sufriente”.

Cartas centenarias

Diego García del Gállego, secretario técnico del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades, observó que los primeros textos del libro datan de 1922, por lo que los documentos con que inicia el volumen cumplen cien años de haberse escrito.

Al leer el libro, continuó Del Gállego, se descubre un personaje absolutamente entrañable, divertidísimo y su consistencia cronológica y narrativa lo asemeja a una novela. El de Frida, es un estilo lleno de giros lingüísticos, de ingeniosos juegos de palabras, de mezcla de varios idiomas como el náhuatl, latín, francés e inglés con el español, armonizado todo con la destreza propia de una verdadera escritora.

Escrituras tiene dos ediciones anteriores en la desaparecida colección Diversa del Programa Editorial de la Coordinación de Humanidades, una de 1999 y otra de 2001, impresos todavía en vida de Raquel Tibol. A finales de 2019, por iniciativa de su hija, Nora Satanowsky, se inició su tercera reedición en la UNAM, elaborada durante la pandemia, esfuerzo que vio la luz en 2021 con 105 textos más que las anteriores ediciones, un índice de hipocorísticos (sobrenombres afectivos) y otro onomástico.

María Sandoval

Sin ti México no es México

En una nota para Diego Rivera de 1953 contenida en el libro, Frida le dice: Desde tu casa en Coyoacán te espero como te he esperado durante 23 años […] Trata de volver cuanto antes porque sin ti México no es México. Las líneas revelan la nostalgia inducida por los fuertes lazos de unión de la pareja durante todo el tiempo en que permanecieron juntos, algo que se advierte muy bien a lo largo de Escrituras.

Al respecto de la pareja de pintores, y como una forma de hacer presente a la compiladora del libro —ya desaparecida—, de los acervos de la Fonoteca Nacional se escuchó una cinta de una entrevista de la periodista Margarita García Flores con Raquel Tibol, donde abunda sobre la relación de Rivera y Kahlo.

“Fue un tipo de relación ejemplar —narra Tibol—, en el sentido que ambos se permitieron la plena libertad de sus caracteres, dentro de las condiciones muy particulares de sus vidas, de sus físicos de sus dolencias de sus psicologías. Se ampararon uno al otro para ser plenamente auténticos.

María Sandoval, Pável Granados y Diego García del Gállego

“Muchas veces se habló de que Frida se sentía la madre de Diego. No. Era otro tipo de relación. Evidentemente ella sublimó con su relación con Diego cierto sentido de esposa, hija, madre. A fin de cuentas, al no poder concebir un hijo, especuló, elucubró, hizo una fijación sicológica de que Diego era su hijo.

“Dentro de esas particulares circunstancias, la relación entre Frida y Diego fue una relación en la que cada uno floreció como quiso. De allí que Frida le deba tan poco a Diego como pintora. Porque el estilo de Frida nada tiene que ver con el de Diego”.

En la sesión también participó la actriz María Sandoval, quien hizo una lectura dramatizada de algunas de las cartas de la obra.

Libro Escrituras. Frida Kahlo

Escrituras. Frida Kahlo, está disponible en la librería de la Casa de las Humanidades (Presidente Carranza núm. 162, Coyoacán) y en Plaza Prometeo. Tienda en línea, (https://tienda.fciencias.unam.mx/es/inicio/1955-escrituras-9786073050791.html).

Te puede interesar también
LA FRUSTRACIÓN


Las relaciones internacionales, hoy

Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES