La pérdida y la revitalización de las lenguas indígenas

  • La violación de los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas ha sido sistemático y sostenido
  • El linguicidio es una política de represión al uso de estos idiomas en espacios fundamentales como el sistema educativo, el de salud y el judicial

Autora: Yásnaya Elena Aguilar Gil Hablante de la lengua ayuujk (mixe), Centro Ayuujk-UNAM.

El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna y este año, en particular, tiene una gran relevancia pues 2022 es el primer año del Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas declarado por la UNESCO. Esta declaración se da en un contexto bastante preocupante, la mayoría de quienes se han especializado en estos temas coinciden que en el presente siglo se perderán más de la mitad de las aproximadamente 6 500 lenguas que se hablan en el mundo en la actualidad. México es uno de los países con mayor diversidad lingüística pero, lamentablemente, no escapa a estos pronósticos. En este país, se hablan lenguas que pertenecen a doce familias lingüísticas distintas además de la Lengua de Señas Mexicana, la Lengua de Señas Maya Yucateca y otras lenguas de señas de pueblos indígenas que se encuentran en desarrollo. 

De las doce familias lingüísticas presentes en México, once de ellas son indoamericanas, es decir, se hablaban en este territorio antes de la colonización. A estas once familias, pertenecen 68 agrupaciones lingüísticas que corresponden a su vez a 365 variantes, cada una de estas variantes constituye un sistema lingüístico distinto. Sin embargo, esta gran diversidad se halla en gran riesgo. El Censo de Población y Vivienda realizado en 2020 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), arroja resultados preocupantes para las lenguas indígenas; en el censo del decenio anterior se reportaba que el 6.6% de la población mexicana hablaba una lengua indígena, pero para 2020 descendió a 6.1%.

Este ritmo de pérdida acelerado está causado por diversos factores que, a su vez, se convierten en retos para la revitalización y fortalecimiento de las lenguas indígenas del país. Entre estos factores, el racismo fue un papel crucial pues el uso de las lenguas indígenas está asociado a población que históricamente ha sido tratada como inferior y, desgraciadamente, el racismo contra la población indígena y sus manifestaciones culturales sigue vigentes en buena parte de la sociedad mexicana. 

Otro factor ha sido el esfuerzo que el Estado mexicano ha realizado, sobre todo después de la Revolución mexicana, para dotar de un solo idioma a todo el país. Más allá de fomentar el bilingüismo, la castellanización forzada implicó también la eliminación de las lenguas indígenas por medio de diferentes castigos físicos y verbales que se implementaron sobre todo en el ámbito escolar. 

Fotografía tomada de UNESCO. Día Internacional de la Lengua Materna, es.unesco.org/commemorations/motherlanguageday

La violación de los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas ha sido sistemático y sostenido, lo que ha provocado la acelerada pérdida de las lenguas indígenas. El lingüicidio al que nos enfrentamos no es producto de un repentino abandono de parte de los hablantes de los idiomas originarios, es la consecuencia de una política de represión al uso de estos idiomas en espacios fundamentales como el sistema educativo, el de salud y el judicial, por mencionar solo algunos.

Afortunadamente, cada vez más comunidades de hablantes de lenguas indígenas han emprendido acciones para hacer frente al racismo y a la discriminación que desplaza nuestras lenguas. Esperamos que en el contexto del Decenio Internacional de Las Lenguas Indígenas, los gobiernos emprendan las acciones pertinentes para revertir el proceso que comenzaron muchas décadas atrás.

Fotografía tomada de UNESCO. Día Internacional de la Lengua Materna, es.unesco.org/commemorations/motherlanguageday

Te puede interesar también
LA FRUSTRACIÓN


Las relaciones internacionales, hoy

Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES