Macario: muerte y crítica social

  • Ver Macario difícilmente se sentirá como tiempo mal invertido
  • De una belleza específica, tanto por su historia como por su imagen, Macario es pieza de oro del Cine de Oro

Autor: Ermilo Mendoza (DGDH)

Fotograma de Macario.

A pesar de su antigüedad este filme es de los primeros que hasta ahora vienen a la mente para cualquier mexicano tratando de encontrar ejemplos del Cine de Oro. Aunque siga teniendo un toque de ironía el hecho de que sea adaptación de una historia folclórica alemana, que en Macario se siente tan mexicana como el Día de Muertos.

Una película con tintes de fábula, adelantada a él, pero que provoca sensaciones similares a las del realismo mágico. Aborda temas populares: el campo, la marginalización social y las aspiraciones de clase. Inocentes en apariencia, la película presenta al espectador críticas sociales implícitas de lo más profundas.

Fotografía: FilmAffinity. 

Aclamada por su fotografía, y con razón, por periodos el filme parece ser convencional: escenas hogareñas y campiranas. Parece conformarse con la representación histórica, sin embargo, toma por sorpresa al espectador con algunas escenas de gran belleza. Escenas bien complementadas con el guion, el cual se muestra entre inocente hasta ingenioso de manera intercalada.

Ver Macario difícilmente se sentirá como tiempo mal invertido, pues brinda una serie de valores importantes a aquel que se decida por verla y no solo nombrarla representante del cine mexicano. El ritmo jamás se siente demasiado lento, ni rápido en exceso, justo como los personajes y la fotografía lo demandaban. Ilustra muy bien varias costumbres y rasgos culturales mexicanos, eventos y procesos históricos que, aunque no se expliciten, quedan bien entendidos al verlos representados en la película.

Fotograma de Macario.

De una belleza específica y especial, tanto por su historia como por su imagen, Macario es como ya se adelantaba, pieza de oro del Cine de Oro. Sobre todo, en vísperas del Día de Muertos, la película es excelente catalizador de reflexiones sociales, al igual que de refuerzo para los vínculos familiares de la mexicanidad.

Ficha técnica

Año: 1960.
Dirección: Roberto Gavaldón.
País: México.
Fotografía: Gabriel Figueroa.
Música: Raúl Lavista.
Duración: 91 minutos.
Protagonistas: Ignacio López (Macario), Pina Pellicer (Esposa), Enrique Lucero (Muerte), Mario Rodríguez (Don Ramiro).
Guion: Emilio Carballido, Roberto Gavaldón.
Producción: CLASA Films Mundiales.

Liga: https://www.youtube.com/watch?v=f-0QWddgPMc

Te puede interesar también
LA FRUSTRACIÓN

Beethoven en la CASHUM

Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES