«Lo que yo veo en la pandemia»

  • A través del libro “nos acercamos a las emociones de una generación que ha vivido, desde el forzado encierro, experiencias nuevas, sorprendentes y a veces, dramáticas”: Guadalupe Valencia
  • La reunión de trabajos promueve, a través de la expresión artística, el conocimiento y reconocimiento de las emociones que desarrollaron las niñas y los niños durante la pandemia

Autor: Antonio Sierra

Lo que yo veo en la pandemia reúne los trabajos del concurso que llevó el mismo nombre. Fue convocado por la Dirección General de Divulgación de las Humanidades (DGDH) en febrero de 2021, en plena pandemia por Covid-19.

El libro, de acuerdo con la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia, “es una muestra de lo que las niñas y los niños de México vivieron durante el confinamiento de 2020. A través del trazo y la escritura nos acercamos a las emociones de una generación que ha vivido, desde el forzado encierro, experiencias nuevas, sorprendentes y a veces, dramáticas.”

La coordinadora de Humanidades resaltó que por lo menos en la mitad de los dibujos aparece el COVID, como una esfera verde, coronada, como hongos o como espinas, como parte del imaginario de los concursantes. “Hay una gran cantidad de dibujos donde el monstruo aparece. Creo que fue una manera maravillosa no sólo de que los niños expresaran, sino que exorcizaran, que sacaran ese miedo de su corazón, de su mente y lo plasmaran en un papel. Esta fue la manera en que los niños nos dijeron que tenían miedo y estaban asustados”.

La presentación del libro se llevó a cabo en el contexto de la Fiesta del libro y la Rosa 2022 en Morelia, Michoacán. Además de la coordinadora, participó el director general de Divulgación de las Humanidades, Ángel Figueroa Perea y Francisco Hernández Avilés, jefe de Promoción y Comercialización de la misma dependencia.

La reunión de trabajos promueve, a través de la expresión artística, el conocimiento y reconocimiento de las emociones que desarrollaron las niñas y los niños durante la pandemia.

En el libro, los niños y niñas expresan tristeza y los cambios que tuvieron en su vida cotidiana.

Ángel Figueroa Perea ofreció un breve contexto del libro. Habló de cómo se realizó esta publicación. Para la DGDH fue una gran experiencia conocer sus dibujos y escritos. Cabe recordar que los trabajos se expusieron en espacios de la UNAM, además de Plaza Loreto y Plaza Cuicuilco. Esto hizo que muchas personas se dieran cuenta de lo que los niños y niñas sentían y pensaban mientras duraba el confinamiento.

El titula de la DGDH agregó que “lo que nos permitió este concurso, y después la publicación en un libro, fue escuchar a estos niños a los que muchas veces olvidamos. En ese sentido se convirtió en un documento valioso. Es como una radiografía de un momento histórico. Lo que me queda de este libro es que así como todos vivimos un momento de enrome crisis, muchas veces nos hace falta ponernos en los ojos de los niños. Ellos tienen una gran sabiduría y hay que escucharlos”.

Francisco Hernández precisó que desde que llegaron los trabajos se consideró que era un momento histórico que había que dejar impreso. “Ha sido un instante que nos marca como familia, como sociedad y este libro es un mensaje de cómo fue nuestra situación emocional durante los últimos tres años”.

La presentación del volumen fue de las más conmovedoras, por la recepción del público. La gente al terminar la presentación, levantó la mano para opinar sobre la importancia de las emociones y la pertinencia de este tipo de textos que se abordan desde las emociones.

Te puede interesar también
LA FRUSTRACIÓN

El libro La masculinidad incómoda, entre las nuevas adquisiciones de la Biblioteca Rosario Castellanos

Alimentación y hambre: dos conceptos contrapuestos y complementarios

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SIGUENOS EN REDES SOCIALES